Le temo a tus ojos, a tus ojos que ya no son tus ojos,sino mi recuerdo y miedo a tus ojos. Y de pronto en todo estas tú, tú-poema, tú-buenos dias, y ese florero que ahora eres tú. Tú que habitas la noche, la noche donde ya no cuento estrellas sino tus pecas. Todo esto para decirte que te quiero como quiero a tus ojos y a tus pecas y a la noche que se quedó sin estrellas.